La violencia contra la mujer y sus efectos sobre los menores y las menores

La sociedad se preocupa mucho de defender a los y las menores de la exposición a la violencia y la agresividad intentando limitar su acceso a información y medios de entretenimiento donde ésta está presente por considerar que son nocivos y que pueden generar más violencia en nuestros menores, con limitaciones de edad en videojuegos, películas, Internet...

 

La sociedad se preocupa mucho de defender a los y las menores de la exposición a la violencia y la agresividad intentando limitar su acceso a información y medios de entretenimiento donde ésta está presente por considerar que son nocivos y que pueden generar más violencia en nuestros menores, con limitaciones de edad en videojuegos, películas, Internet... Sin embargo, a veces no somos tan conscientes de que la  violencia que algunos niños y niñas están sufriendo dentro de sus hogares puede ser sin duda una de las peores exposiciones a la violencia. Actualmente la violencia de género ha dejado de ser un fenómeno privado, y se ha convertido en un fenómeno internacional como queda recogido en el Estudio del Secretario de Naciones Unidas (Nueva York, Naciones Unidas, 2006): “La violencia contra la mujer es una forma de discriminación y una violación de los derechos humanos. Causa perjuicio a las familias durante generaciones, empobrece a las comunidades y refuerza otras formas de violencia en las sociedades. La violencia contra la mujer tiene consecuencias de largo alcance tanto para ella como para sus hijos/as y la sociedad en su conjunto. Éstos corren más riesgos de tener problemas de salud, bajo rendimiento escolar y trastornos de conducta.”

La violencia de género dirigida a las mujeres ha estado muy circunscrita desde todos los ámbitos a la detección, ayuda y sensibilización de las mujeres que la sufren, pero no se ha visibilizado a las otras víctimas que también la viven, padecen y soportan las consecuencias, los y las menores. Se debe ampliar el foco de atención en todos los sentidos para no dejar en un segundo plano la ayuda y atención de estos y estas menores que igual que sus madres sufren las consecuencias de la violencia a una nivel bio-psicosocial que les afecta y afectará en su desarrollo como personas a corto y largo plazo. La huella de esta violencia no desaparece después de que esta cesa. La vida no es y no será igual para un niño o una niña que haya sufrido violencia de género en su hogar.

 

Ya en un estudio realizado por Save the Children en el 2006 se planteaba que “los menores son víctimas de la violencia de género que se ejerce sobre sus madres, son víctimas en todos los casos de violencia psicológica y a veces, también física directa”.

Esta misma organización, en otro informe publicado en el 2011, estima que 800.000 menores sufren sus consecuencias actualmente en España, que 13 han sido asesinados durante el 2010 y otros 40 se han quedado sin padre y madre. Actualmente, no existe un seguimiento estadístico documentado sobre la cantidad de menores víctimas directas o indirectas de la violencia de género, pero sí se sabe, según un estudio de Corbalán y Patróz que en un 85% de los casos los menores fueron testigos de la violencia ejercida sobre sus madres y en un 66,6% también sufrieron maltrato directo. Con todos estos datos debemos percatarnos de que los menores están siendo víctimas de la violencia de género igual que sus madres y sin embargo no se está visibilizando tanto su sufrimiento y su necesidad de ayuda. Estos datos nos llevan a pensar que los y las menores cuyas madres sufren violencia de género vivirán también dicha violencia presenciándola o siendo víctimas directas de ella.

De modo que piensa que si eres conocedor de que se ejerce violencia sobre una mujer que tiene hijos e hijas y decides ayudarla también estarás ayudando a las víctimas invisibles de la violencia.

Para esto y la atención a mujeres que vivan o hayan vivido violencia en sus relaciones o a cualquier persona que necesite apoyo o información de cómo detectar ante una situación de violencia de género, el PMORVG ofrecemos de forma gratuita y confidencial :  Atención Social; Atención jurídica y Atención psicológica.

 

¿CÓMO PUEDES ACCEDER?

Estamos en el Ayuntamiento de Tres Cantos, en la Concejalía de Mujer, Plaza del Ayuntamiento nº 1, planta baja. 28760 Tres Cantos Madrid.

Nuestro teléfono es: 91 293 8067

El horario de atención es de lunes a viernes de 9 a 14 horas y de lunes a jueves de 16.00 a 19.00, previa petición de cita. Salvo situaciones de urgencia.

                                                          FIRMA: Equipo psicopedagógico Municipal y                                                                                                      Servicio de Orientación Escolar y vocacional

                                               

                                                                                    Participantes de la Mésa Técnica de Atención

                                                                                           y Prevención contra la violencia de género

Compartir este artículo