@SOSlas1000

El 2 de febrero, invitada por el Grupo Parlamentario Podemos de la Comunidad de Madrid, la Asociación de las 1000 viviendas del Nuevo Tres Cantos -representada por Bea, su presidenta-expuso la problemática de nuestras vecinas y vecinos que, incumplimiento tras incumplimiento, se enfrentan al finalizar el año, a una disyuntiva muy problemática. Una primera opción es comprar sus viviendas a un precio abusivo. La segunda es aceptar el precio de alquiler que los propietarios –“fondo buitre” Fidere- consideren correctos para sus intereses. La tercera es abandonar sus viviendas y, dada la escasez de oferta en Tres Cantos, abandonar el municipio.


Para poder comprar sus viviendas, hicieron una petición concreta, bajar el coeficiente. Son viviendas de protección pública (aunque en la práctica no lo parezcan) y, por tanto, sujetas a unos precios máximos marcados por el módulo establecido por la Comunidad de Madrid (promotora inicial, junto al Ayuntamiento)deestas 1.000 viviendas “para jóvenes” de nuestro municipio, pero corregidos por un coeficiente que permite incrementar el precio de venta en función del municipio en el que se encuentren las viviendas. En el caso de Tres Cantos, se puede incrementar el precio hasta un 50%, es decir, aplicar el coeficiente máximo del 1,5. Fidere ya ha anunciado su intención de aplicarlo y nuestro Alcalde ha manifestado en los medios que: “Los inquilinos de las '#1000viviendas' ya sabían las condiciones cuando firmaron el contrato, …”. ¿De qué lado está el alcalde?
Se puede bajar este coeficiente -aunque el portavoz del PP en la comisión lo negase-,sabiendo que puede traer secuelas. Consecuencias que nos afectan a todos, por una gestión pésima (si no punible) en los últimos años. Pero, dejar que los efectos negativos sean sólo para nuestros 1.000 y otros miles en el resto de la Comunidad, es un nuevo escándalo.
Desde nuestro grupo propusimos en septiembre hacer una tasación real de las viviendas con dos objetivos. Uno, que los inquilinos supiesen con aproximación el máximo crédito hipotecario al que podían aspirar; es decir, lo que les prestaría el banco y lo que ellos tendrían que aportar. Dos, para presionar en la negociación con Fidere, espetando la tasación real frente al precio -unos 180.000€ - al que pretenden vender las viviendas que adquirieron hace poco por 72.000 €. Ahora el concejal Panojo afirma: “… con la tasación buscamos que los inquilinos vean que el precio es real”. Cierto, han amañado las tasaciones, que no están efectuadas de acuerdo a las normas “… por ser su finalidad distinta al objeto de aplicación de la norma”, como indica textualmente en las propias tasaciones. ¿De qué lado está el concejal? Beatriz, presidenta de la Asociación de las Mil Viviendas califica la tasación del ayuntamiento como “una tomadura de pelo”.

Sanidad Pública, recortes, privatizaciones y colapso en urgencias

Las política sanitaria, durante años, de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid con presupuestos totalmente insuficientes por año y  habitante, con recortes, con privatizaciones (11 nuevos hospitales de gestión totalmente privada o semiprivada), con desviaciones de los pacientes a la sanidad privada ha tenido consecuencias graves, como la pérdida de personal sanitario y precariedad laboral para estos trabajadores; la reducción del número de camas en los hospitales; el aumento de las listas de espera tanto quirúrgicas, de diagnóstico, como de atención primaria que ha llegado a nuestro municipio; deterioro de las urgencias, como ha ocurrido muy recientemente en La Paz, nuestro hospital de referencia.
La Comunidad de Madrid, en relación con el resto de Comunidades Autónomas, es la primera en privatizaciones y la penúltima en gasto sanitario por habitante.A pesar de ello, la Sanidad Pública sigue siendo la mejorgracias al esfuerzo y dedicación de sus trabajadores y trabajadoras.
Por todas estas razones,junto a Ganemos Colmenar, presentamos sendas mociones para denunciar y exigir soluciones a la "situación de caos" que viven las urgencias médicas, especialmente las hospitalarias, en particular las de La Paz. También para solicitar a la Comunidad de Madrid un refuerzo en la Atención Primaria en todos los municipios, hasta alcanzar el promedio del resto de las Comunidades. En definitiva, aumentar las plantillas de personal mediante la disminución de los conciertos económicos con hospitales privados. Sencillo, apoyar la Sanidad Pública, universal y de calidad, frente a la Privada sostenida con fondos públicos.
Contamos aquí con el apoyo de los socialistas, pero el voto en contra de Populares y Ciudadanos que a cambio aprobaron, sin debate, una moción ‘descafeinada’, que no alude a las privatizaciones ni a los conciertos con la Sanidad Privada. Es decir, un brindis al sol, un bla, bla, bla sobre la falsa libertad de elección que esconde apoyos espurios a empresas del sector.

Ganemos Tres Cantos

Compartir este artículo

Fernando Azor - Psicología

Felipe Gallego

Edición Impresa Actual