Opinión

En el Pleno ordinario de Enero del Ayuntamiento de Tres Cantos se trataron, seguramente más que nunca, temas de infancia y juventud. Supuestamente, todos deberíamos haber estado de acuerdo en todo, pero no fue así.

Los Ayuntamientos son la administración más cercana al ciudadano, y por eso prestamos muchos servicios y ayudamos a los ciudadanos en muchos asuntos que no nos corresponden por la distribución competencial.
Sin embargo, a veces asistimos a despropósitos como el Servicio de Asesoramiento Jurídico Juvenil de Tres Cantos donde el Equipo de Gobierno, sin analizar la necesidad o no del servicio, saca a concurso un pliego de condiciones para adjudicar ese servicio que a todas luces carece de sentido en nuestro municipio y plantea una competencia desleal a los profesionales que se dedican a esa profesión y pagan impuestos en la ciudad, para entenderlo voy a explicar algunas cuestiones:

El servicio de asesoría para jóvenes lleva prestándose en Tres Cantos desde hace 10 años, contando con una importante demanda. Ahora el Partido Popular y Ciudadanos mostraban sus reticencias a mantenerlo

• La portavoz de C’s, Araceli Gómez, pide  la “cooperación de la comunidad educativa para prevenir situaciones de desigualdad y fomentar el respeto entre sus alumnos”

Tres Cantos, 18 de enero de 2016.- Ante una situación totalmente novedosa y distinta en la conformación de la mesa del Congreso, la elección del socialista Patxi Lopez ha supuesto una buena noticia para todos.

Tres Cantos, 3 de enero de 2016.- Hace un mes que el Partido Popular y Ciudadanos de Tres Cantos aprobaron el presupuesto para la ciudad, y a continuación en este mismo medio de comunicación trasladé la visión del Grupo Socialista. Ahora, antes que sea una actuación que se diluya con otras informaciones de mayor actualidad, no quiero dejar pasar la oportunidad de ampliar un poco más nuestra visión sobre el hecho más importante que se dá cada año en los Ayuntamientos, en las Comunidades o en el Estado, el presupuesto.

Tres Cantos, 03 de enero de 2016.- La situación en la que nos encontramos tras las elecciones del pasado 20 de diciembre nos ha dejado un sabor agridulce prácticamente a todos. Pero más amargo es el sabor que nos están dejando los primeros acercamientos a posibles pactos, alianzas o acuerdos de gobernabilidad. Las declaraciones que se suceden desde todos los ángulos son desoladoras para la ciudadanía. Y todo ello sin olvidar la alargada sombra de unos nuevos comicios para marzo.

El 20 de diciembre, la democracia en España ha entrado en una nueva etapa. Con la entrada de nuevas opciones políticas en el Congreso, como Ciudadanos, ya no será posible gobernar desde el decreto y la falta de acuerdo.

Fernando Azor - Psicología

Felipe Gallego

Edición Impresa Actual