Transparencia en la Empresa Municipal de Servicios (EMS)

Estamos comprometidos con la trasparencia en la contratación pública, y la EMS -como empresa 100% propiedad del Ayuntamiento- no puede ni debe ser una excepción. Los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad en el acceso a la función pública deben ser aplicados con escrupuloso rigor.


Lo que resulta llamativo es que sea Ciudadanos quien exprese quejas sobre la contratación en la EMS. Precisamente, el grupo municipal que impidió, con sus votos en la Junta General de Accionistas y en el Consejo de Administración, la realización de un concurso público para que la contratación del Gerente se realizase bajo los principios de igualdad, mérito y capacidad. Lo que vale para contratar trabajadores, ¿no vale para contratar directivos?
Ya cuando los que ahora son concejales de Ciudadanos lo eran del Partido Popular, en los primeros años de la década del 2000, maniobraron para deshacerse de la Empresa Municipal, intentando forzar su desaparición o su privatización. Ahora, bajo la apariencia de regenerar la política y defender la empresa pública, subyacen oscuras intenciones.
Existe un convenio colectivo en vigor en la empresa, que garantiza la promoción interna. Parece lógico cerrar la bolsa de empleo cuando se pone en marcha un proceso de selección. Lo contrario podría servir para que alguien que no había mostrado interés por trabajar para la EMS se sintiese repentinamente interesado por una convocatoria concreta. Revisemos la aplicación de Convenio. Si es menester, entre todos estudiaremos las modificaciones que sean necesarias. Pero, recordemos que los artículos 14 y 15 del convenio, recién revisado, explican con claridad el procedimiento a seguir.
Nuestra empresa municipal (EMS) es un instrumento útil, versátil, práctico y económico. No podemos jugar con su futuro y el de cientos de trabajadoras y trabajadores y sus familias.
 
Violencia de genero ¿en Tres Cantos?
Lamentablemente la respuesta es sí. Una población, cuyo grado de formación es altísimo (más del 75% tiene estudios superiores), presenta una cifra importante de mujeres que solicitan protección y órdenes de alejamiento. Este año la cifra ha aumentado, hace algunos meses, ya eran más de 35 nuevos casos en 2017. Son nuestras vecinas. Sin embargo, el dinero presupuestado para 2018 no se incrementa. Para el equipo de gobierno hay otras prioridades.
En España, según los últimos datos disponibles, más de 600.000 mujeres reconocen ser víctima de violencia por parte de sus parejas o ex parejas. Más de 800.000 niñas y niños viven en hogares con violencia machista. La falta de voluntad política en la aplicación de un insuficiente Pacto de Estado deja más de cincuenta víctimas de violencia machista (48 reconocidos oficialmente). A esto hay que sumar ocho menores asesinados por las parejas de sus madres.
Cada muerte que se produce por violencia de género es un fracaso más de la sociedad y de los “recortes” del gobierno Popular. No decimos que ellos las maten, decimos que no hacen lo necesario para que esto no ocurra. La violencia de género es terrorismo y ha producido 700 víctimas en los últimos 10 años. Terror que subsiste con la complicidad de quienes saben y callan, y con la de los mal nacidos que lo justifican.
Todos los medios serán pocos si hoy, detrás de una puerta, las están matando. También aquí, en Tres Cantos.
¡Ni una más, ni una menos!
 
¿Se acabaron las BESCAM?
“Declarar la voluntad de esta Administración Autonómica de no prorrogar los convenios actualmente vigentes suscritos para la implantación del Proyecto de Seguridad de la Comunidad de Madrid, denunciando los mismos …”
En estos términos, el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid del 29 de diciembre de 2017 publica la Orden 3082/2017. Significa que el gobierno del PP de la Comunidad no prorrogará los convenios con los ayuntamientos en materia de seguridad. Tres Cantos está incluido en la relación anexa a la Orden.
La Comunidad denuncia el Convenio con un año de antelación a su fecha de finalización, tal y como exigía el Convenio, para evitar su prórroga automática más allá del 2018.
A partir del próximo año, el Ayuntamiento deberá asumir los más de 750 mil euros que va a dejar de pagar la Comunidad de Madrid o devolver a los agentes a la propia CM.
Los agentes de la Bescam fueron un regalo envenenado de Esperanza Aguirre. Ahora Cifuentes merma los ingresos municipales. Los ayuntamientos deberán asumir un gasto inesperado para mantener su nivel de seguridad o, como algunos han anunciado, devolver a los policías a la Puerta del Sol en expectativa de destino.

Grupo Municipal Ganemos Tres Cantos

Compartir este artículo

Fernando Azor - Psicología

Felipe Gallego

Edición Impresa Actual