SDAD. A.D. VILLAVERDE SAN ANDRÉS 3 -0 TRES CANTOS C.D.F. “A”

LOS TRES PUNTOS SE QUEDAN EN BOETTICHER


SDAD. A.D. VILLAVERDE SAN ANDRÉS “A” : Nacho; Busto, Fran, Vidal, Yubero; Mohammed, Agustín Gómez (Melli ´87), Felipe, Fargallo (Perea ´83); Dani Gail (Nouaman ´64), Dani García.
TRES CANTOS C.D.F. “A” : Iván Villar; Rubén Muñoz, Gerard, Rubén González, Suañez; Galiana, Emilio (Pablo Abril´59), Moro; Koné (Jesús´73),Gonzalo Pulgar, Edgar Torbellino (Bustamante ´59).
GOLES :1 – 0 Vidal (´56); 2– 0Fargallo(´80);  3 – 0Perea (´85).
ÁRBITRO:Miguel Gómez Blázquez, Miguel A. Rojo Tirado y Adrián Pinilla Serrano.
No pudo ser, el TRES CANTOS salió derrotado del campo de Boetticher pese a que durante muchos minutos plantó cara al equipo local jugando en inferioridad numérica, inferioridad que se produjo cuando en el minuto 11 de encuentro Moro, que había tenido sus más y sus menos a la salida de un saque de esquina a favor del conjunto visitante, empujó con su brazo al jugador local Dani García y este cayó al suelo aparatosamente, el Sr. Gómez Blázquez no tuvo en cuenta la provocación previa y expulsó al jugador tricantino.
A lo largo de toda la temporada es la segunda expulsión por roja directa de algún jugador del TRES CANTOS y, casualidades de la vida, ambas ante el equipo de Villaverde.
Pero vayamos a lo que fue en sí el encuentro, un encuentro jugado en un ambiente muy frío y nevando en gran parte de tiempo, comenzó con un TRES CANTOS muy bien asentado sobre el terreno de juego y llevando el control del partido, con una defensa inédita ésta temporada al jugar como lateral derecho Rubén Muñoz ante la ausencia, por cumplir el ciclo de tarjetas, de Kiko que habitualmente viene ocupando esa posición, en el centro del campo la tripleta formada por Emilio, Galiana y Moro se imponían a los mediocampistas locales y surtían de balones a unos peligrosos Edgar y Koné que penetraban por las bandas, precisamente la primera ocasión de estrenar el marcador, en el minuto tres de encuentro, vino originada por un servicio de éste a Lalo que no lo consiguió por poco.
Así llegamos al minuto 10 que marcó el devenir del encuentro, un saque de esquina a favor visitante origina un rifirrafe entre Dani García y Moro que el colegiado soluciona advirtiendo a ambos, pero una vez lanzado el mismo y cuando todos salen del área hay otro encontronazo entre ambos jugadores cayendo aparatosamente al suelo el jugador local, lo que origina la expulsión del mediocampista tricantino, quedaban 80 minutos y un duro trabajo por hacer.
A partir de éste momento el dominio fue local y solamente por medio de rápidas contras podían los tricantinos poner en apuros, muy pocas veces, al meta Nacho, no así los jugadores del VILLAVERDE que se hicieron con el mando y originaron diversas ocasiones de marcar, ocasiones que solamente la buena actuación de la defensa y, en última instancia, el guardameta visitante Iván Villar lograron evitar consiguiendo llegar al descanso con la igualada inicial.
El inicio de la segunda parte marcó el devenir del resultado final cuando en el minuto 56, a la salida de un saque de esquina favorable a los locales, se originó un desajuste en las marcas permitiendo que el espigado centralVidal rematase de cabeza sin oposición al borde del área pequeña dejando sin capacidad de reacción a Iván y consiguiendo abrir el marcador.
Podría haber cambiado la situación del TRES CANTOS en dos jugadas puntuales, en el minuto 77 un remate de cabeza a bocajarro de Richard Bustamante lo sacó bajo palos Nacho al rebotar el balón en sus brazos y no consiguiendo el atacante aprovechar el rechace y unos minutos más tarde cuando el colegiado no estimó como último defensor a Felipe y solamente sancionó con tarjeta amarilla un agarrón sobre Lalo cuando éste se aprestaba a encarar al guardameta local para conseguir la igualada.
Ya con las fuerzas muy mermadas por el esfuerzo realizado para compensar la inferioridad numérica, los tricantinos bajaron la intensidad y el VILLAVERDE aprovechó para dar la puntilla con dos tantos en los últimos diez minutos de encuentro, primero Fargallo en el minuto 80 con un remate cruzado y posteriormente, en el minuto 85, Perea al aprovechar un rechace desde fuera del área lanzó un tremendo disparo que se coló como una exhalación quitando las telarañas de la escuadra derecha de la meta defendida por Iván Villar, consiguiendo así un resultado demasiado abultado para los merecimientos del esfuerzo del equipo tricantino.    

PRIMA,

Compartir este artículo

Fernando Azor - Psicología

Felipe Gallego

Edición Impresa Actual